Mañana tengo el examen práctico de conducir.

Llegó el día. Mañana iré a mi primer intento – y espero que el último – de examen práctico de conducir. Estoy, en cierto modo, en un estado permanente de tensión. Sé que debo relajarme y que mañana debo pensar en el examen como en una clase como otra cualquiera, pero también sé que tengo ciertas dudas que mañana tendré que resolver antes del examen propiamente dicho. Tengo a mi instructor mareado de tantas preguntas que le he hecho hasta ahora, porque una cosa es aprenderte la teoría y otra muy distinta ponerla en práctica en situaciones donde no tienes demasiado claro que hacer.

En fin, estoy intentando distraerme viendo las paralimpiadas o buscando alguna película con la que celebrar mi aprobado – o consolarme en mi suspenso – mañana por la tarde. Además, resulta que la falda que me estaba haciendo la modista me la entrega mañana también. Mañana podré, por lo tanto, probarme todo el conjunto que estoy pensando llevar un día al Expotaku.

Eso es todo. No tengo mucho más que decir porque el examen es mi principal preocupación ahora mismo. Aunque he de decir que también tengo ganas de probar el sabor de la vida universitaria. Ya estamos en Septiembre. Que rápido pasa el tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s