De nuevo en alemán.

La verdad es que debería sentirme culpable. Hoy no he cumplido en absoluto con mi plan de estudios inicial. Debería haber estudiado historia de España y literatura universal, pero la verdad es que no estudié ninguna de las dos y, por primera vez en mucho tiempo, no tengo remordimientos extremos.

Por otro lado, cumplí con una de mis responsabilidades, ya bastante abandonada, que es la de ir a alemán. No estuvo mal. Pensé que no me enteraría de nada, acabaría hasta arriba de estrés y mandaría a tal y tal lugar al profesor y al libro de alemán. Pero no, me enteré de bastantes cosas y me sentí muy relajada. La última media hora fue eterna, pero qué se le va a hacer.

La noche se presenta incierta. Por un lado, podría cumplir con mi obligación y ponerme a estudiar ver la tele con mi madre y mi hermana y, por otro, podría dedicarme a mirar cosillas por internet o ver alguna película en mi propia compañía. No me he decantado por ninguna aún.

Como comentario extra hablar del nuevo flexo que adorna mi escritorio desde hoy por cortesía de mi hermana. Es uno de esos flexos de leds que teóricamente duran unos cincuenta años dándoles un uso de ocho horas diarias. No calienta y la luz es blanca, por lo que no se cansa la vista. Vamos, una delicatessen. Estoy realmente contenta y planeo llevármela conmigo a Oviedo cuando me mude. Su único defecto: parece un juguete de ángulos. En serio, me costó muchísimo conseguir que tomase una postura cómoda para ver sobre el escritorio. Pero, en cuanto se la pillas, lo demás son todo ventajas.

Y, ahora que lo pienso, también tendré una brújula. Llevo un tiempo queriendo una porque soy una de esas personas que pierden el norte con facilidad a no ser que vean el mar. Y,claro, en la mayor parte del territorio español no se ve el mar. El caso es que mi hermana me ha ofrecido una que tiene ella pero que tiene que buscar. Pero como sé que tardaré mucho en ver esa brújula, tengo en cuenta también que Kaelig se ha ofrecido a comprarme una que me parece fantástica. En resumidas cuentas, tarde o temprano llevaré una brújula conmigo a todas partes. ¿No suena genial?

Y sin más, me despido hasta mañana. No sé si tendré algo interesante que contar pero, si no lo tengo, igual hago un breve resumen de un otome al que jugué el jueves y que tiene diferentes finales según las respuestas que des. Son muy importantes todas y cada una de las respuestas asique yo daré las que di para conseguir el final bueno con Jin.

P.D.: Voy a disfrutar de mi primer helado del año. Es uno de chocolate, muy barato, comprado en el Lidl. Tiene una pinta estupenda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s