Clase de latín con Will y Megan.

Un día cualquiera, en una clase cualquiera, en el interior de mi mente:

Eh Kyt.

– Ahora no, Megan.

Va, juega con nosotros.

No le hagas caso, sólo intenta fastidiar.

Tú cállate Will.

– Dejadme atender – lloriquea.

Venga, escribe sobre nosotros, escribe.

No Kyt, atiende en clase.

Escribe, escribe.

Atiende, atiende.

Y al final, me enteré de latín a medias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s